ADIÓS AL EFECTIVO, BIENVENIDO EL CoDi

José Carlos Oliva Robles


El 30 de septiembre de 2019 entró en vigor el CoDi, que significa COBRO DIGITAL. Impulsado y desarrollado por el Banco de México, este mecanismo busca reducir el uso de efectivo para acelerar  la inclusión financiera en el país, mediante el uso de tecnologías que ya tienen amplio uso: la telefonía celular y el SPEI (Sistema de Pagos Electrónicos Interbancarios) e incorporando otras de nueva generación como los códigos QR y el NFC (Near Field Communication), que conecta dos dispositivos al estar cerca.

La plataforma CoDi permite realizar transferencias electrónicas de forma rápida y segura. Para su funcionamiento se requieren dos partes: el que cobra (vendedor) y el que paga (comprador), los dos deben tener una cuenta bancaria e instalada en su respectivo teléfono inteligente, la aplicación de su banco. Los dos teléfonos celulares deben tener acceso a internet, ya sea 4G o WIFI, además, la cuenta del comprador-pagador deberá contar con los fondos suficientes para hacer pagos.

¿Cómo funciona?
El vendedor o cobrador inicia la operación generando un mensaje de cobro en el que se indica el importe de la venta del bien o servicio; el comprador o pagador escanea el código QR proporcionado por el cobrador o recibe el mensaje vía NFC, y responde si acepta pagar la cantidad señalada. Una vez que el comprador-pagador acepta realizar el pago, se ejecuta de forma inmediata la transferencia interbancaria de su cuenta a la del vendedor-cobrador. Es preciso tener en cuenta que toda comunicación entre el cobrador y en pagador es vía código QR o la tecnología NFC, no es necesario proporcionar números telefónicos.

Esta nueva plataforma es un paso importante en el largo camino que habrá de recorrerse para lograr la inclusión financiera, disminuir el uso de efectivo y por ende la elevada cantidad de operaciones de compraventa que no son reportadas al fisco. 
CoDi, Cobro Digital, Banco de México

Comentarios

Entradas populares de este blog

Tarjeta de Crédito vs. Tarjeta de Débito

FUERTE ANTE LA CRISIS: EL CASO DE MARÍA

MODALIDAD 40 Y EL RETIRO SOÑADO