Joven profesionista tomando el control de su vida financiera

El eslogan de Dinero Bajo Control dice: "Libérate de Deudas, Ahorra y Genera Riqueza ¡Tú Puedes!" y expresa claramente la pretensión de quien escribe, de ayudar a las personas a mejorar su situación económica. Se daría por hecho que quien quiere mejorar su economía personal, es aquel que se encuentra endeudado hasta el cuello y no le queda de otra que emprender acciones urgentes. Asimismo se pensaría que mis servicios como consultor en finanzas personales sólo son requeridos por individuos que deben comenzar por el primer momento del eslogan (liberarse de deudas), pero no siempre es así.

Te voy a platicar de una persona que no tiene problemas de excesivo endeudamiento, de hecho, no tiene deudas.  Daniela es una joven profesionista de 23 años de edad, labora para una empresa transnacional en el que es su primer empleo, tiene un ingreso estable y acorde para su condición de recién egresada. 

Ante esta situación, Daniela tiene ante sí tres escenarios: gastarse todo lo que gana, gastar más de lo que gana ó gastar menos de lo que gana. Ella optó por esto último y por lo tanto requiere apoyo para diseñar una estrategia de planeación financiera a largo plazo, en la que el presupuesto jugará un importante papel.

¿Para qué ahorrar? ¿Para nunca tocar ese dinero? ¿Para gastarse todo lo ahorrado en 6 meses o en un año? Ni una cosa ni la otra, la idea es encontrar un equilibrio, fijando metas de corto, mediano y largo plazo. 

Con la autorización expresa de Daniela, te comparto la estrategia que diseñamos para hacer crecer su patrimonio y al mismo tiempo, darse sus gustos de forma responsable, sin utilizar el crédito. Ella ahorrará el 20% de su salario, tiene muy claro que para sus gastos fijos y variables tiene disponible el 80% de su ingreso. Es decir, no va a ahorrar lo que le sobre, sino que de forma anticipada ella ya sabe qué destino le dará a cada peso que gane.

Ese ahorro del 20% de su sueldo lo distribuirá así: el 8% es intocable, es la generación de riqueza, lo que habrá de darle la libertad financiera en su edad adulta, lo invertirá en bonos gubernamentales de largo plazo; 6% es para metas de largo plazo o compras mayores, como el enganche de una casa (tiene claro que la única deuda que se permitiría, sería para comprar una vivienda) o la compra de un vehículo; y el 6% restante para metas de corto plazo, como por ejemplo, viajes o compras. 

Como en toda estrategia, lo más importante es la ejecución. De poco servirá escribir un presupuesto si no los vas a cumplir, lo importante es tener la mirada puesta en el objetivo y no perder la concentración, generar una cultura y hábito del ahorro para que con disciplina y determinación puedas lograr tus metas y disfrutes el camino al éxito financiero.

¿Necesitas ayuda? ¡Estoy a tus órdenes!

Imagen de freepik.es



Comentarios

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Consejos para hacerse millonario sin esfuerzo

El altísimo costo de comprar en abonitos