¿QUÉ SON LAS AFORES?

Generalmente el retiro no es un tema de preocupación hasta que ya es inminente y el trabajador se da cuenta de lo frágil que puede ser su situación económica al dejar de trabajar.
Para las personas que iniciaron su vida laboral a finales del siglo pasado, ya no les bastará haber trabajado arduamente toda su vida para lograr una pensión cuando sean mayores, ahora resultará indispensable procurar el empleo formal para gozar de los beneficios de la seguridad social, entre ellos una pensión que garantice el sustento en su etapa de retiro.
Por lo anterior es INDISPENSABLE que todo trabajador conozca lo más elemental sobre los sistemas de pensiones y las AFORES.
Los sistemas de pensiones tienen como finalidad otorgar a los trabajadores una prestación económica al momento de su retiro, o antes de éste en caso de accidente o incapacidad para seguir trabajando.
En 1997 entró en vigor un nuevo sistema de pensiones que pasó de ser un sistema de reparto a uno de contribuciones definidas y cuentas individuales, administradas por empresas privadas autorizadas y supervisadas por el Gobierno Federal, a través de la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (CONSAR), estas empresas pertenecen a grupos financieros y se denominan Administradoras de Fondos para el Retiro (AFORES).
Todo trabajador formal, es decir, aquel cuyo patrón lo inscribe y paga cuotas de seguridad social, tiene una AFORE, o mejor dicho, su fondo para el retiro es administrado por una AFORE. 
De acuerdo a la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo, al segundo trimestre de 2018, en México sólo el 43% de los trabajadores se consideran formales, lo que quiere decir que el 57% restante no tiene seguridad social, perdiéndose así de los notables beneficios que ésta conlleva: cobertura médica del IMSS, INFONAVIT y la posibilidad de una pensión al terminar su vida laboral. 
El fondo para el retiro de un trabajador se integra con la aportación tripartita del patrón, el gobierno y el propio trabajador. Estos recursos conforman una cuenta individual del trabajador y son canalizados por las AFORES a sus Sociedades de Inversión Especializadas en Fondos para el Retiro (SIEFORES), mismas que invierten esos recursos, junto con los de otros miles de trabajadores, en instrumentos financieros como acciones de empresas y deuda gubernamental, generando rendimientos que le ayudarán a tener una mejor pensión al retirarse a los 65 años de edad.
Las AFORES convierten a los trabajadores en inversionistas, generándoles rendimientos o intereses que sólo es posible obtener con un sofisticado conocimiento financiero, de tal manera que las SIEFORES son una excelente alternativa de inversión, con la ventaja adicional de que se pueden hacer aportaciones voluntarias para incrementar la pensión o para ahorrar en el mediano plazo.





Comentarios

Entradas populares de este blog

Consejos para hacerse millonario sin esfuerzo

El altísimo costo de comprar en abonitos

Joven profesionista tomando el control de su vida financiera