FUERTE ANTE LA CRISIS: EL CASO DE MARÍA

Trabajó como chef en un restaurante hasta hace dos meses. De 45 años de edad y madre soltera de un hijo de 15 años, María ha trabajado por más de 25 años en diferentes restaurantes. Nunca le faltó trabajo, pues además de su gran talento para la cocina, es una persona muy responsable y de trato amable.

Imagen de freepik.es

Las restricciones sanitarias impuestas por las autoridades como respuesta a la pandemia del Covid-19, provocaron la pérdida de miles de empleos en la industria restaurantera, entre ellos el de María.
Siempre ha sido ordenada en sus finanzas personales, nunca gasta más de lo que gana y el único crédito que ha solicitado es un hipotecario para la adquisición del departamento donde vive con su hijo, quien por cierto siempre ha estudiado en escuelas públicas y de pequeño era cuidado por sus abuelos.
A lo largo de su vida laboral, el rango de sueldos percibidos ha sido muy amplio, hubo épocas de paga generosa y grandes prestaciones, lo que significó para ella la oportunidad de ahorrar más, no de gastar más, como hace la mayoría. 
Platica con su hijo de las finanzas del hogar, elabora y respeta un presupuesto y además se permiten sus gustos, que van desde las comidas fuera de casa de vez en cuando, salidas al cine y vacaciones una vez al año, pero nada a crédito, todo de contado.


Como puede verse, María presupuesta el ahorro, es una cantidad que rigurosamente retiene en su cuenta de nómina y posteriormente la invierte en un fondo de inversión de deuda que le genera rendimientos modestos pero constantes. María nunca ahorra una cantidad menor al 10% de su sueldo, ella tiene muy claro que tiene qué sujetar sus gastos al 90% de sus ingresos. 
A lo largo de 25 años de trabajo duro y con gran disciplina financiera, María hoy tiene en su cuenta más de $600,000.00. El auto compacto de modelo reciente que conduce, lo compró con sus ahorros y espera cambiarlo por otro nuevo dentro de 4 años, ya que apenas tiene 1 año con él. Con su aguinaldo compra ropa y calzado para ella y su hijo.
Los gastos variables de María se describen a continuación:


En muchas ocasiones no utiliza todo el presupuesto destinado a gastos variables, lo que crea un excedente que le permite compensar cuando se va de vacaciones una vez al año.

Hoy María no tiene trabajo y tal vez tarde en conseguir uno por la situación económica y sanitaria que se vive, no obstante, sus ahorros le permitirían vivir sin trabajar 50 meses, y hasta 54 meses si suspendiera las ocasionales salidas al cine, a comer fuera y las vacaciones. 
María es un ejemplo de orden y disciplina financiera, y aunque no está feliz por haber perdido su empleo, la posición económica que construyó le da la estabilidad y paz de la que carecen muchas familias en estos difíciles momentos, como la familia de Joaquín, de la que platicamos la semana pasada: Una tragedia financiera que se pudo evitar.

"Serán la determinación y el esfuerzo individual los que acabarán con tu pobreza, no las acciones del gobierno". José Carlos Oliva Robles.


Comentarios

Entradas populares de este blog

Consejos para hacerse millonario sin esfuerzo

El altísimo costo de comprar en abonitos

Joven profesionista tomando el control de su vida financiera